DR15. Políticas basadas en evidencia para enfrentar la pandemia de COVID 19 en Uruguay

Serie Documentos RISEP N°15: Políticas basadas en evidencia para enfrentar la pandemia de COVID 19 en Uruguay


Lucía Pittaluga, Atilio Deana


RESUMEN

Durante la pandemia de COVID-19, diferentes países están mostrando fortalezas y debilidades tanto en los sistemas de salud como en el acceso a la tecnología. En Uruguay, la COVID-19 estuvo bajo control en una primera fase de la pandemia hasta octubre 2020, mientras que a partir de noviembre se ingresó en una segunda fase caracterizada por el incremento de la tasa de contagios y ya en diciembre un incremento exponencial de casos. El inicio de los contagios comunitarios permitió al país ganar tiempo valioso hasta la llegada de las vacunas en marzo 2021. Se considera que las políticas basadas en evidencias implementadas en la primera fase de la pandemia, además de un sólido sistema de salud pública universal y las capacidades científicas y tecnológicas existentes serían los principales factores que explican el éxito inicial en la lucha contra la pandemia. En ambas fases de la pandemia fue central el rol de un Grupo Asesor Científico Honorario que elabora recomendaciones específicas sobre salud y ciencia de datos a un equipo compuesto por jerarcas de alto rango del gobierno. Este equipo evalúa y presenta los informes y sugerencias al Presidente de la República para la toma de decisiones finales sobre las diferentes respuestas a la pandemia y la reactivación económica. Las recomendaciones del GACH fueron seguidas por el gobierno durante la primera fase de la pandemia, y mucho menos durante la segunda. Por ello en la primera fase puede hablarse de que se aplicaron políticas basadas en evidencia, aunque sólo en algunas áreas. En este artículo se analiza la importancia de este tipo de políticas para la formulación de respuestas específicas a la actual crisis sanitaria en Uruguay.


DR15
. Políticas basadas en evidencia par
Download POLÍTICAS BASADAS EN EVIDENCIA PAR • 365KB